jueves, 19 de octubre de 2017

¡¡¡ SOBERANIA AL REMATE !!!

La "soberanía energética" fue motivo de debate en la charla a cargo de activistas del Frente Recoleta, realizado en la cooperativa PInoza a fin de concientizar acerca del peligro de la privatización de los recursos hídricos.
En el barrio Vista Alegre vecinos y activistas  llevaron a cabo un conversatorio dirigido a la preocupación e inquietud de las políticas de privatización, que ponen en vulnerabilidad  nuestros recursos. Advierten que tanto Itaipu y Yasyreta corren riesgo de injerencias capitalistas ajenas a la soberanía popular. 
Apuntaron que "el Estado propone ver a la energía nacional como mercancía y no como un derecho humano". Afirman que existen intenciones del gobierno en entregar la entidad binacional al sector privado, poniendo en juego la independencia estatal a fin de beneficiar a una pequeña élite empresarial.

Denunciaron que hay políticas de estado que buscan la precarización del servicio de la Ande, cuya verdadera intención es proponer un "mejor manejo administrativo del bien público" en manos de agentes privados.  "Se estudia como un secreto político la ocupación económica de terceros en nuestras instituciones". Por último los disertantes hicieron un llamado a la acción pública y a la organización popular a fin de poner freno a esta oleada neoliberal. 
 




 

lunes, 2 de octubre de 2017

¡¡¡ SOBERANÍA DE LA REPÚBLICA SOJERA !!!

¿Qué implica ser el cuarto mayor exportador de soja?

¿Qué implica ser el cuarto mayor exportador de soja?
Este mapa de la soja abarca superficies de 4 países del continente. Publicidad de Syngenta AG, empresa de negocios en agricultura.
Por Joaquín Sostoa

No hay que comprender el fenómeno de la soja nada más como un producto que Paraguay exporta y que está adquiriendo cada vez mayor crecimiento. Hay que entender la exportación de soja como un modelo social y económico de país, es decir, estamos destinando casi la totalidad de nuestros recursos –y no solo naturales– a ese proyecto.  Es urgente entender qué implica. 

Paraguay es el cuarto mayor exportador de soja y sexto mayor productor en el mundo. Esto quiere decir que una buena proporción de nuestros recursos como país, ya sean naturales, humanos o de capital, están destinados a producir materia prima. Esta es nuestra función en el mundo hoy, proveer de alimentos y materia prima al resto, dependiendo del capital extranjero, como para inversión y demanda.

Inmersos en este rol no creamos mercado interno, solo externo, por lo tanto no hay interés en estimular el consumo y mejorar el bolsillo de la gente que habita el Paraguay por parte de nuestros gobernantes, por ejemplo con mayor inversión en gasto social.

Además, la soja es el principal producto de exportación del país (55% de los ingresos) y representa el 12% del Producto Interno Bruto (PIB). Actualmente, la producción de soja ocupa el 60% de las  áreas cultivables del territorio nacional, porcentaje que se aceleró desde comienzos de este siglo. El monopolio de la soja a nivel país está agotando nuestras capacidades productivas y por ende nuestra diversidad.
“Hay una élite exportadora y latifundista que extrae y concentra excesivas ganancias (…) y ostenta fuerte poder político”.
¿Cómo se produce la soja en el Paraguay?

La soja paraguaya en su mayoría es transgénica y se produce a gran escala de forma mecanizada. Esto requiere de monocultivos (amplia extensión de tierra de una sola especie vegetal) –que además afecta a la biodiversidad- y en síntesis es lo que hace rentable este negocio. La expansión de los monocultivos es necesaria para reducir los costos y aumentar las ganancias. Es por eso que se crea una gran desigualdad en la tenencia de la tierra. Solo el 1,6% de las propiedades tiene el 79% de todas las tierras, la mayoría de toda la superficie sojera está en un par de manos. En cambio, la agricultura familiar ocupa solo el 4,3% de la superficie y representa el 84% de las propiedades.[i] ¡Vaya desigualdad! Y es más, solo 600 latifundios ocupan el 40% de la superficie en la parte más alta.

La mayor cantidad de nuestra superficie empezó a concentrarse en pocas propiedades aceleradamente desde que se disparó la demanda por producción de soja. Mientras que estas se hicieron más extensas, las propiedades más pequeñas empezaron a desaparecer. La expulsión de campesinos agricultores a las zonas urbanas es lo que crea los cinturones de pobreza, por falta de un mercado interno con oportunidades.

También se requiere de una escasa mano de obra. Los monocultivos de soja generan 5 empleos cada 1000 Has.; en cambio, la agricultura familiar diversificada genera 200 empleos en la misma superficie.[ii] En otras palabras, la soja tampoco da trabajo. Aún menos  lo dan las corporaciones transnacionales que invierten en el sector sojero y pecuario en las diferentes ramas del proceso de producción. Las principales 6 empresas solo emplean 1.432 trabajadores. [iii]

Además, el total de las exportaciones del país están controladas por un pequeño grupo de empresas. Son 10 las que representan el 60% del total de las exportaciones y solo 5 el 43%, casi todas de capital extranjero.[iv] Entre ellas, 7 exportan soja y derivados. Las semillas transgénicas, los agroquímicos y las procesadoras también sufren una concentración en pocos propietarios.

No hay que ignorar tampoco los diferentes casos de contaminación ambiental por agrotóxicos y posibles desordenes ambientales que se están dando por la pérdida de la diversidad ecológica y la deforestación. Además existe una total pérdida de soberanía alimentaria en la que está incurriendo el país a causa de la disminución de la tierra disponible para la agricultura familiar campesina. Las importaciones de hortalizas y frutas cada vez son más, tanto que se han duplicado entre 2013 y 2016.

Hay una élite exportadora y latifundista que extrae y concentra excesivas ganancias (entre 1500 a 3000 millones de dólares anual solo por producción) y ostenta fuerte poder político, pero que por la mínima tributación que practican es imposible distribuir esa riqueza en forma de inversiones estratégicas para paliar al menos un poco las desigualdades y costos sociales que crea su matriz productiva.

Paraguay está sufriendo un fenómeno con rasgos muy similares al caso que se desenvolvió en Honduras, Guatemala y Colombia, cuando la United Fruit Company (UFC) adquirió casi el total poder económico y poder político de esos países a comienzos del siglo XX. La corporación diseñó y alteró las políticas del país para que jueguen a favor de las rentabilidades de la empresa ¿Coincidencia? Este hecho le adjudicó el marcante de “República Bananera” a dichos países.

Aunque no producimos bananas, nuestra realidad no está lejos de aquella. La historia se repite, la desigualdad aumenta y la soberanía se acaba.


[i] Censo Agrícola Nacional 2008.
[ii] Reporter Brasil (2010)
[iii] Registro del 2007: ADM, Cargill, Contiparaguay, Nestle, Unilever y Parmalat.
[iv] Informe estadístico de la Dirección Nacional de Aduanas.

Fuente: http://www.elindependiente.com.py/economia/que-implica-ser-el-cuarto-mayor-exportador-de-soja/

jueves, 21 de septiembre de 2017

¡¡¡ LA TIERRA EN EL PARAGUAY !!!

“Tenemos la peor distribución de tierras del mundo”

La enorme desigualdad en la distribución de la tierra, sumado a los irrisorios impuestos que se pagan por su tenencia, tiene un trasfondo histórico profundo, que viene desde la época de la pos Guerra Grande (1870), cuando en Paraguay se repartieron entre unos pocos las tierras del país, opinó el sociólogo José Carlos Rodríguez, miembro del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep).
 
                    


Con este contexto como punto de partida, el experto habló sobre la importancia de modificar la Ley 125/91 del Impuesto Inmobiliario, que haría cuadruplicar el valor fiscal de los inmuebles rurales.

“Aquí no hablamos de una política de izquierda o derecha. Cualquier país organizado se fundamenta en una coherencia social, en el principio de que usted puede más, entonces paga más. Eso es elemental”, declaró.

Sin embargo, en el sistema tributario paraguayo ha primado el factor de regresividad, este concepto es el que menos puede debe pagar más. Con ese sistema, se instaló en nuestro país la ley del mbarete, aquel que más fuerza tiene paga menos, o sencillamente no paga.

DATOS DESFASADOS. Al ser consultado de cómo fue posible que el parámetro por el cual se siga hoy fijando los valores fiscales sea en base a un estudio realizado hace 25 años, respondió que esta situación no es para nada inocente, sino que hubo una obstrucción intencionada para no actualizar los datos.

“El problema es que los terratenientes tienen muchísima más plata y más poder que su mismo distrito. La administración de un latifundio, de una empresa grande, es diez veces superior al Municipio local. Entonces, el intendente no tiene capacidad para reclamar esa plata, y, a su vez, el terrateniente no le piensa pagar. Es un problema de correlación de fuerzas”, subrayó.

viernes, 11 de agosto de 2017

¡¡¡ POESÍA ERES TÚ..........!!!

Encuentro de voces poéticas por los barrios



Organizado por Pinozá Cultural, Editorial Avagata Kartonera y Radio Comunitaria Integración, este sábado 12 de Agosto a partir de las 19 hs. en Morquio 402 C/ Andrada  (Frente a la Iglesia Santa Rosa de Lima).

Luz Saldívar, Xavierlon, Paola Ferraro, Giselle Caputo, Irina Ráfols, Orlando Orué, Xorxe Kaneze, Christian Kent, Edgar Pou, Christian Vera, Cristino Bogado, Lorena Fernández, Carlos Bazzano y Feliciano Acosta, estarán compartiendo sus trabajos en una noche donde la poesía será la principal protagonista.

Por otra parte,  en el intermedio se presentarán dos sketchs a cargo de los elencos teatrales de niños y adultos de Radio Comunitaria Integración.

Igualmente, les invitamos a conocer nuestro blog y radio comunitaria on line:
http://integracionfmpy.blogspot.com/, desde donde podrán seguir en vivo y en directo esta propuesta cultural.

                                ¡¡¡    ACCESO LIBRE Y GRATUITO      !!!


 



martes, 11 de julio de 2017

¡¡¡ CONGLOMERADOS MEDIÁTICOS !!!

Cómo los conglomerados mediáticos siguen dominantes en la era digital


Opinión
corporacion-medios-globales.png

Los conglomerados de medios se convierten en actores económicos de primera línea en la era digital.  Acumulan diferenciales inaccesibles a organizaciones de menor porte: lastre financiero asegurado por bancos y fondos de inversión, altas tecnologías, knowhow gerencial, investigación y desarrollo de productos de punta, capacidad industrial, innovaciones técnicas, esquemas globales de distribución y campañas publicitarias mundializadas.  Es la interpenetración de aparatos tecnológicos, de modelos de planeamiento y de negocios que introduce circunstancias y factores sinérgicos entre los players, beneficiando la concentración y la oligopolización.

Ocupan posiciones destacadas sociedades, acuerdos estratégicos y joint ventures, que permiten a las empresas actuaciones conjugadas en partes distintas y complementarias de los procesos productivos y logísticos.  Al optar por estrategias de colaboración y descentralización parcial con división de responsabilidades, las corporaciones buscan aumentar sus lucros, sea cortando gastos y repartiendo pérdidas, sea minimizando riesgos, en especial los derivados de la inestabilidad económica y del encogimiento de la vida útil de las mercaderías.  Los proyectos exigen aportes financieros y buena logística para facilitar la circulación y las ganancias de escala en las plazas extranjeras, teniendo en cuenta adaptaciones a los costos y factores locales de producción, como también la necesidad imperiosa de equilibrar las relaciones entre trabajo, distribución de renta, poder adquisitivo, modelo tecnoprodutivo y sistemáticas de comercialización, de acuerdo con la estructura de cada mercado.

sábado, 24 de junio de 2017

¡¡¡ A PROPÓSITO SOBRE LA SOJA !!!


“Cualquier tributo que pague la soja no resarcirá el daño que causa al medio ambiente y a la salud de la gente”



Miguel Lovera, ecólogo e ingeniero agrónomo, afirmó que la desforestación de millones de hectáreas de bosques y la utilización de millones de litros de agrotóxicos para plantar soja, no se pueden reponer con plata.

Redacción E’a

Lovera -quien siendo presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Vegetal y de Semillas (Senave), entre 2009 y 2012, enfrentó al complejo sojero al intentar controlarlos- explicó que el daño económico que provocaron y siguen provocando los empresarios de la soja, “es incalculable”.

No obstante, se animó a lanzar algunos números.

“Se pueden tirar, sin embargo, algunos números muy aproximados. La pérdida en madera (ebanistería, construcción, leña, carbón) de los bosques talados, en valores actuales, podría llegar a los 2.000 A 3.000 millones US$/año; las pérdidas en alimentación y hábitat de la población excluida de las zonas usurpadas por los sojeros US$ 4.000 a 5.000 millones/año. Sumemos también el deterioro de la infraestructura provocados por los camiones sojeros en todas las rutas de la y en torno a los puertos unos US$ 1000 millones más”, calculó Lovera.
Según las estadísticas oficiales, desde mediados de 1985 hasta hoy, el complejo sojero desmontó 3.300.000 hectáreas de bosques en la Región Oriental para el cultivo de la oleaginosa.

miércoles, 31 de mayo de 2017

¡¡¡ PARAGUAY Y SUS IMPUESTOS !!!

Impuestos: cómo los ricos se llevan la riqueza del país


Infografias de la campaña de Decidamos sobre la injusticia tributaria en el país
 Por Jorge Zárate

Para revertir los cuadros de pobreza y desigualdad que afectan al país hay que entender cómo se recaudan más de 11 mil millones de dólares anuales que requiere el funcionamiento del Estado paraguayo.
La de Paraguay es una de las peores conformaciones impositivas del mundo, el Estado se sostiene mayormente con lo que pagan los pobres mientras los ricos hacen la parte del león.
El funcionamiento del Estado demanda anualmente algo más de 11 mil millones de dólares anuales. Los impuestos sostienen el 71% del presupuesto público nacional, el restante 29% se completa con aportes de las
Impuestos
entidades binacionales Itaipú y Yacyretá. Esta última parte incluye además de donaciones y otras fuentes varias que completan la inversión pública.
El Impuesto al Valor Agregado (IVA), un impuesto indirecto y regresivo, es el principal componente de los gastos tributarios con el 54,2% de la cifra global, seguido del impuesto a la renta corporativa (IRC) con 14% del total. Así lo señala el estudio “Desempeño e Institucionalidad Tributaria en Paraguay” de los economistas Dionisio Borda y Manuel Caballero. Con cifras de 2015 queda consagrada el mapa de la injusticia tributaria del país, una de las más grandes del mundo.

La participación del Impuesto a la Renta Personal IRP en la estructura del impuesto a la renta fue de sólo 3,2% en 2015. También es notorio el bajo aporte de los impuestos al agro: “el impuesto a la renta agropecuaria (Iragro) aporta mayores ingresos que el Impuesto a la Renta de Actividades. Agropecuarias (Imagro), pero la contribución de la renta agropecuaria, de sólo 0,2% del PIB, sigue siendo muy baja”, consignan los autores. El impuesto inmobiliario de los grandes latifundios sólo aportó US$ 10 millones en 2015.