viernes, 3 de febrero de 2012

Compartiendo...

Piden la priorización de una profunda mensura judicial que permita una exhaustiva revisión de la de tierras cuestionadas.


Manifestación campesina.

La Coordinadora Nacional por la Recuperación de Tierras Malhabidas reivindicó, comunicado mediante, la lucha por la que se manifiesta con intensidad en estos días en el conflicto desarrollado en , Alto Paraná.
La Coordinadora, que aglutina a las principales organizaciones campesinas  a nivel nacional de nuestro país, se solidariza con “la lucha encarada por humildes compatriotas durante décadas, llegando inclusive a poner en riesgo su vida para conquistar un derecho garantizado por la propia Constitución Nacional”.


Los firmantes del documento aseguran que existen incumplimientos legales por parte de extranjeros en toda la franja fronteriza y acusan a los sectores de mayor pode económico “no sólo de fraudulentos sino de vendepatria” porque defienden intereses económicos frente al saqueo del patrimonio nacional.
“En esta misma línea, se encuentran el Poder Judicial y varios parlamentarios, aliados todos para crear la desestabilización, incitando a la violencia bajo el manto del engaño”, dice el pronunciamiento.
Los campesinos piden al Estado paraguayo que se verifique la legalidad de la propiedad en cuestión actuando con “todo el rigor y la firmeza que le corresponde”, pues dudan de los manejos de Tranquilo , el “rey de la soja” que dice ser el propietario.
“Existen muchos datos que dan cuenta del manejo sospechoso de Favero no hoy, sino desde hace décadas”, asevera el comunicado.
Cerco mediático
Las organizaciones campesinas lamentan, a través del documento, “el cerco mediático levantado alrededor de toda la población paraguaya”.
Sostienen que la historia de las tierras de Ñacunday es escondida o presentada “en forma parcial y/o tergiversada”. Según el escrito, existen ocasiones que se informa sobre el carácter público de las tierras, “pero en la misma crónica ya son confrontadas por el medio que las publica”.
“Cada vez podemos notar más el carácter antidemocrático del acceso a la información que proponen los grupos de poder que concentran la propiedad sobre los medios masivos de comunicación”, afirma el pronunciamiento.
Cuestionamiento y apoyo
Los campesinos cuestionan “duramente a altos exponentes del gobierno” pues ante amenazas y provocaciones “de la oligarquía”, tienen actitudes vacilantes. A criterio de los dirigentes de la Coordinadora, “deja un nefasto precedente a la hora de combatir la corhttp://ea.com.py/rupción y el saqueo del que ha sido objeto el Estado paraguayo y su pueblo”.
No obstante, manifiestan claramente su apoyo al presidente del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), Marciano Barreto, pues su administración es “probablemente la mejor de todo el periodo de transición, desde 1989 a esta parte, y ni hablar en comparación con las macabras administraciones de la dictadura stronista”.
Apoyan, asimismo, la labor de las Fuerzas Armadas “en la patriótica tarea de resguardar la seguridad fronteriza” y deslindan posiciones con respecto a la dirigencia de la Liga Nacional de Carperos.
Agenda de discusión
Finalmente, la Coordinadora Nacional por la Recuperación de Tierras Malhabidas hace un llamado a todas las organizaciones del sector para organizar una agenda a discutir con el presidente Fernando Lugo la “organización de un espacio de debate que permita la articulación de fuerzas con la capacidad de confrontar a todos los terratenientes, los comerciantes y los empresarios que trabajan en la ilegalidad y atentan contra el interés nacional”.
Según el pronunciamiento, esto puede derivar en “la priorización de una profunda y pública mensura judicial que permita una exhaustiva revisión de la tenencia de la tierra, que sabemos es a todas luces injusta en nuestro querido Paraguay”.

Fotografía: Laguarura.
Fuente: E´a






No hay comentarios:

Publicar un comentario