viernes, 10 de junio de 2016

¿ EMPRESARIOS ?

Empresarios del sector combustible ganaban millones de dólares mientras Petropar perdía


Por Jorge Villalba Dígalo

La deuda acumulada de Petropar con PDVSA por  alrededor de 287 millones de dólares no es otra cosa que la de vender gasoil a precio subsidiado a un sector oculto: los  propietarios de estaciones y distribuidoras de combustible.

El  reclamo del gobierno de Venezuela a Petropar para que le pague 287 millones de dólares  por la provisión de combustibles, ha desatado una polémica acerca de quién es el culpable de tamaña deuda acumulada. ¿Es Nicanor o Lugo?.  ¿A quién cortamos la cabeza?.  ¿Fue esto causa de un negociado?. ¿El gobierno de Cartes está agitando el tema buscando sacar de la cancha a Nicanor y Lugo?. Estas son algunas de las cuestiones que se han planteado en el marco de un debate que olvida lo urgente que es, quiénes pagarán la deuda y por otro lado tampoco atiende lo importante que es  cómo se evitará que en el futuro se vuelva a repetir un hecho similar.


Fuente: Infografía propia
Fuente: Infografía propia

Si bien el contrato con PDVA se hizo en la época de Nicanor, lo cierto es que la deuda empieza a cumularse fuertemente a partir del año 2008 durante la presidencia del presidente Lugo. Una de las causas de esta acumulación de la deuda ha sido la gran disparada del precio del petróleo que se desató desde el 2008 en adelante como consecuencia de la crisis de las hipotecas que se originó en Estados Unidos y se esparció al sistema financiero mundial.  El precio del crudo llegó a trepar en el 2008 a 150 dólares el barril, por lo que el gobierno de turno, para no trasladar de una vez todo este ajuste a los consumidores, prefirió vender a pérdidas y en consecuencia Petropar se quedó sin poder  pagar a su proveedora PDVSA, lo que ha derivado en la acumulación de la deuda hoy reclamada por Venezuela.

La otra causa de la deuda acumulada es la irresponsabilidad de nuestros gobernantes,  porque cuando el crudo empezó a bajar, Petropar, en vez de vender con ganancias los combustibles, siguió vendiendo a pérdidas y atrasando los pagos de las cuotas que debía ir cancelando.

Pero más allá del reparto de culpas o responsabilidades el debate urgente que también debemos desarrollar es sobre quiénes cargarán con la deuda de 287 millones de dólares reclamadas hoy por PDVSA. ¿La pagarán los ricos?. ¿La pagarán los pobres y la clase media?.¿Se repartirá entre los diversos sectores y en qué proporción y en base a qué criterios?.Este es el punto central que debería debatirse. Pero, este debate no lo iniciará la Oligarquía, porque esta tiene suficiente poder como para hacer que esta carga, que se ha generado para beneficiar a los ricos y la clase media, sea transferida injustamente a todos los paraguayos.

Manuel Ferreira Brusquetti,  economista, sojero y empresario dedicado al negocio de colocación de bonos en el mercado internacional, dice que lo que hay que hacer es emitir bonos para pagar la deuda. Propone tomar una nueva deuda para saldar una vieja y postergar la solución del problema. Además, el financiamiento de PDVSA a Petropar es a una tasa del 2% anual, mientras que Paraguay ha colocado bonos últimamente a una tasa del 6%, por lo que el remedio propuesto por Ferreira es peor  que la enfermedad.

Pero, lo más criticable de lo que propone el ex ministro es que pretende que  toda la población pague una deuda acumulada como consecuencia de subsidiar a los ricos y la clase media. No hay que perder de vista que el subsidio masivo del precio del gasoil ha beneficiado fundamentalmente a los empresarios de la soja, la clase media y los ricos que se mueven en automóviles diésel  y a la cadena de intermediación de los combustibles compuesta por  distribuidoras (Petrobras, Puma, Barcos y Rodados, Copetrol, etc) y estaciones de servicio.  Estos son los sectores que deben pagar la deuda de Petropar con los proveedores.

De los casi  300 millones de dólares de deuda con PDVSA, alrededor del 80% es consecuencia de subsidiar a los empresarios de la soja y a los automovilistas ricos y de clase media. En consecuencia, la propuesta de Manuel Ferreira no solamente no soluciona el problema de fondo, sino que además propone que esta deuda acumulada que benefició a los sectores más pudientes sea traspasada ahora  a toda la población, incluso a lo más de 1 millón de pobres repartidos por toda la geografía patria. Otros sectores del gobierno de Cartes también hablaron en su momento de la necesidad de capitalizar la petrolera, lo que también haría que la deuda generada para beneficiar a un sector privilegiado de la población se convierta en una carga para todos.

Fuente: Infografía propia
Fuente: Infografía propia

Los principales beneficiados con el gasoil subsidiado deben ser  quienes paguen  hoy el grueso de  la factura con PDVSA.En ese sentido hay que recordar que el 52% de la venta de gasoil en el mercado local se destina a la producción y el transporte de soja según el ex titular de Petropar  Fleming Duarte (Ver enlace abajo). Otro  sector beneficiado por lo subsidios han sido los automovilistas  con vehículos a diésel  que son en su mayoría ricos y de clase media que consumen alrededor del 30% del gasoil. Una gran parte del parque automotor son camionetas 4X4 perteneciente a las clases más pudientes de nuestra sociedad.

A estos sectoresdebe agregarse el  sector subsidiado “invisible”, los grandes beneficiados que no aparecen en los medios de comunicación, los empresarios propietarios de  distribuidoras y estaciones, como Aldo Zuccolillo,  que se quedaron con el 13% sobre el precio de venta del gasoil mientras Petropar se desengraba. El volumen de ventas de los combustibles y consecuentemente el nivel de ganancias  por parte de las empresas privadas se hubiesen resentido considerablemente sin  el subsidio que les otorgó Petropar

Buena parte del negocio del  sector privado ha consistido SIEMPRE en comprarle combustible barato al Estado y luego venderle caro al mismo Estado!. El gobierno de turno debe terminar con este mal negocio de comprar caro para luego vender barato y posteriormente  volver a comprar caro y así acumular pérdidas y beneficiar a unos pocos empresarios como Aldo Zuccolillo que hacen innecesaria y parasitariamente de intermediadores entre el Estado y el Estado. Es hora de promulgar una ley de forma que Petroparsea el proveedor  exclusivo de combustibles de todo el sector público. Esto permitirá al Estado ahorrar algunos millones de dólares y a Petropar aumentar sus ganancias y honrar sus deudas.
El problema es Zuccolillo y no Maduro

Aldo Zuccolillo empresario del sector gas y combustibles es uno de los que más ha presionado a Petropar, a través de ABC Color, para que la petrolera acumule deudas en beneficio de sus empresas, su distribuidora y su cadena de estaciones de servicios. La petrolera estatal desde el 2008 en adelante ha venido vendiendo los combustibles a pérdidas, pero con motivo de la baja del preciodel crudo y los derivados  desde el 2015 ha presionado ferozmente para que Petropar bajara sus precios, “olvidando” que Petropar ha venido vendiendo los combustibles a pérdidaslos últimos años. El  “olvido” de Zuccolillo y ABC Color es perfectamente entendible, uno de los negocios de Zuccolillo es comprar barato combustibles al Estado para luego venderle caro al mismo Estado, y si el precio que obtiene está subsidiado mucho mejor porque a precios menores se vende más y se optimizan las ganancias.
La realidad es que para Petropar el señor Aldo Zuccolillo es un problema mayor que Nicolás Maduro. El presidente de Venezuela pide que se pague lo que se debe a PDVSA, pero Zuccolillo ha empujado  a Petropar a que pierda dinero para que  él y su sector aumenten sus millonarias ganancias. En el mismo sentido, siendo su hermano el finado Antonio Zuccolillo ministro de Industria y Comercio, se había liberado la importación de naftas, lo que ha derivado en una tremenda evasión de los impuestos que pagaban los empresarios dedicados al negocio de los combustibles. Esto se evitaba cuando Petropar importaba y cumplía a cabalidad con sus obligaciones tributarias. Hoy nuevamente Aldo Zuccolillo ataca a Petropar diciendo que pretende quedarse con el negocio del gas en el marco de una campaña mentirosa. La realidad es que Petropar pretende vender a 50.000 guaraníes, con ganancia incluida, una garrafa de 10 kilos que las estaciones de Zuccolillo y el sector privado en general venden a 80.000 guaraníes cada una.

El diario de Zuccolillo se ha quejado amargamente en los últimos meses porque el gobierno a través de un decreto ha obligado a las empresas distribuidoras a comprar combustibles de Petropar y lo acusó de ser un monopolio. Lo que ABC Color y los demás empresarios dedicados al comercio de combustibles no cuentan  es que las empresas distribuidoras habían firmado en el 2014 un contrato con Petropar para la compra de derivados del crudo pero que posteriormente con la gran baja del crudo y sus derivados  los empresarios violaron el contrato y dejaron de comprar de Petropar para adquirir  directamente del mercado internacional a precios más baratos y le “clavaron” a la petrolera con un stock de 134 millones de dólares.
Petropar sufrirá ataques todavía más duros por parte de ABC Color  porque por fin parece decido a cumplir el papel estratégico de anclar los precios del gas licuado y de los combustibles para evitar los excesos del sector privado. La petrolera cuenta ya  con una veintena de estaciones de servicio y ahora el ingreso al mercado del gas supondrá un ahorro de 113.000 millones de guaraníes anuales para los consumidores.De esta forma Petropar en alguna medida está  parando la metida de mano del sector privado en el bolsillo de los consumidores.  Además, la petrolera estatal ha aumentado sus ventas al Estado, aliviando así a los contribuyentes de una mayor carga y disminuyendo las ganancias de los empresarios.

Este tipo de cosas son las que enervan a Zuccolillo, propietario de una cadena de estaciones y una flota de camiones cisternas pertenecientes a su distribuidora ZUSA, y utiliza su poderoso diario para atacar a la empresa estatal.   ABC Color  pretende, entre otras cosas, que el gran problema de Petropar son sus costos administrativos, cuando estosson el 6 % del precio de venta del gasoilmientras que las distribuidoras y estaciones se quedan con el 13%. (Ver infografía)

Lo cierto es que la deuda con PDVSA es más consecuencia de subsidiar a Zuccolillo y los empresarios del sector combustible que de la ineficiencia de Petropar. Desde el 2008 a esta parte mientras las distribuidoras y estaciones  de combustibles ganaban, sin embargo, Petropar perdía y aumentaba sus deudas. Entre el 2008 y el 2015 el sector privado de los combustibles ganó 639 millones de dólares mientras que Petropar perdió 82 millones de dólares según datos del Ministerio de Industria. (Ver infografía). En el caso de Zuccolillo este vino siendo subsidiado con el gasoil en su cuádruple  condición de distribuidor, vendedor y consumidor de  combustibles y en su calidad de empresario sojero.

Como pagar la deuda

La deuda debe ser pagada sin perder de vista la justicia social.  Los beneficiados por todos estos años de subsidios al gasoil son quienes deben responder por la deuda con PDVSA. Para ello Petropar debe vender los combustibles con ganancias y cuando los precios bajan la petrolera debe soportar las tremendas presiones del diario de Zuccolillo y aprovechar para obtener mayores ganancias para poder honrar sus deudas. Este mecanismo hará que el grueso de la deuda sea pagada por quienes fueron los grandes  favorecidos con la provisión de gasoil a precios subsidiados, empresarios sojeros y transportistas de soja y propietarios de vehículos movidos a diésel.
La segunda medida que hay que tomar es la baja de las comisiones pagadas a las distribuidoras y estaciones que están en total en 13% del precio final. Estas comisiones son conocidas con el nombre de bonificaciones. De esta manera este sector que compró gasoil a precio subsidiado, mientras Petropar acumulaba pérdidas y deudas, también contribuirá a la cancelación de las mismas.  El recorte de bonificaciones será simplemente un acto de estricta justicia.

Fuente:  http://ea.com.py/v2/empresarios-del-sector-combustible-ganaban-millones-de-dolares-mientras-petropar-perdia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada